Home

Secciones

Cartas de Papás

Familia

Hijos

Salud

Aprendizaje y Educación

Metodologías / Psicología

Instituciones

 

 

 

 

 

Ansuz Centro Psicoterapéutico


Zona Interactiva
Zona Interactiva
Involúcrate!

 

 

 

Steiner Letort William Shakespeare The British School AVolta Academia Cotopaxi Liceo del Valle UEPraga

 

FAMILIA

¿CÓMO PREPARAR A MI HIJO PARA LA LLEGADA DE UN NUEVO HERMANO?


imagen madreEs muchas veces complicado para los padres manejar con sus hijos la llegada de un nuevo hermanito, en especial con hijos únicos, que en la mayoría de los casos reciben la atención, amor y cuidados exclusivos de sus padres y su familia ampliada. Es importante que el proceso de recibir a un nuevo integrante de la familia sea vivido por todos sus miembros desde que inicia el embarazo. Lo más aconsejable es  hacer partícipe al niño del proceso que se ha iniciado y brindar apertura para que pueda expresar sus emociones libremente, que haga preguntas y se le brinde la información que los padres consideren pertinente de acuerdo al nivel de madurez del niño.

Es muy probable que el niño haga preguntas como de dónde vienen los bebés, donde crecen o por dónde saldrán al momento de nacer. Lo mejor es dar información clara, adaptándose al  lenguaje del niño e irle respondiendo a medida que avance su curiosidad. Ante todo, es importante que los padres estén preparados para estos momentos y reaccionen con naturalidad, de manera que los niños se sientan seguros y confiados al manifestar sus dudas. Se puede recurrir también al uso de cuentos y libros ilustrados para niños que expliquen todo el proceso del embarazo y el parto.

Otras actividades que se sugieren por ejemplo son llevarle a las visitas médicas que los padres consideren convenientes para que el niño escuche el latido del corazón del hermanito, o hacerlo partícipe de todo el proceso de preparación, desde el arreglo del cuarto, la adquisición de ropa e implementos necesarios, ayudar en la selección del nombre, participar en los ejercicios de estimulación prenatal, sentir los movimientos del bebé en el vientre. Estas actividades permitirán al niño establecer un vínculo con su hermanito que está por nacer.

En los niños la incertidumbre puede generar mucha inseguridad, por el contrario explicarle al niño para qué época puede esperar que nazca su hermanito, le ayudará a ir asimilando el evento con mayor naturalidad. Si bien los niños pequeños no tienen un concepto claro del tiempo, se puede asociar la llegada con algún momento del año que él conozca como la época de vacaciones, Navidad, entre otros. Para los niños en edad escolar se puede realizar un calendario, en el que pueda ir tachando las semanas o los meses de embarazo hasta el nacimiento.

Si el niño está atravesando un momento de transición importante en su desarrollo, como el control de esfínteres o dormir en su propia habitación, por ejemplo,  es importante que los padres planifiquen este cambio para antes de la llegada del bebé o que lo aplacen para unos meses después del nacimiento del bebé. Es mejor darle tiempo al niño para ir adaptándose a un cambio a la vez, ya que el hacerlo simultáneamente podría generar resistencia a la llegada del hermano o podría relacionar su nacimiento con los sentimientos de malestar o frustración que se presentan en los hitos evolutivos importantes.

Cuando se acerque el gran día se puede motivar al niño para  preparar la maleta para el hospital. También es buena idea hablar con el niño con anticipación sobre lo que ocurrirá ese día, explicarle que llevarán a la madre al hospital, a cargo de quién se quedará esa noche o durante los días que la madre se encuentre en el hospital, de manera que no viva ese momento con la angustia de no saber donde están sus padres, por que no tiene el acceso normal a la madre, etc. Se tratará de que el ambiente donde se encuentre el niño sea un ambiente tranquilo y con el que  se encuentre familiarizado.

© Alena Yakusheva - Fotolia.comEs importante que se planifique el encuentro del niño con su hermanito como un momento especial, que se dedique un tiempo preferencial para que el niño lo conozca, si es posible cuando no estén otras personas presentes. Es normal durante este momento que el niño presente reacciones variadas que pueden ir desde la curiosidad, el interés, el cariño, hasta la negación, el rechazo a la madre y al bebé o los celos al competir por la atención de los padres. La aceptación se logrará con el tiempo en la medida en que los padres puedan brindar espacios para la expresión emocional del niño, no lo fuercen a acercarse al hermanito, que acepten los sentimientos del niño, enseñándole que hay maneras apropiadas de manifestarlos. El ignorar o rechazar las emociones del niño podría llevar a la aparición de conductas regresivas, cambios bruscos de humor, depresión infantil, rebeldía, bajo rendimiento escolar, entre otros.

Cuando el bebé esté en casa, según la edad del hermano mayor, se le puede pedir que colabore en el cuidado del bebé, trayendo lo que se necesite, alimentando al bebé, o ayudando en el baño, de esta manera el niño se sentirá parte de la experiencia y evitaremos de alguna manera que se sienta excluido. Si bien el hermano mayor irá entendiendo que ahora compartirá el tiempo y la atención de los padres con el bebé, se sugiere que se conserven momentos del día en que el niño mayor comparta con su padre y su madre de manera exclusiva, por ejemplo mientras el bebé duerme. Que pueda hablar de como fue su día, que compartan actividades lúdicas para su edad o que pueda salir a dar un paseo con uno de ellos, como lo hacía anteriormente.

Es importante que se sigan manteniendo las mismas normas y consecuencias que existían antes de la llegada del bebé, sin embargo existirá un poco más de tolerancia y paciencia por parte de los padres, sin llegar a ser permisivos.

En base a la reacción de los padres, el proceso de integración de un nuevo miembro de la familia, puede ser una etapa vivida con alegría o con gran malestar y frustración para el niño. Es importante recordar que si bien el bebé requiere de los cuidados de sus padres, es importante no descuidar al hermano mayor que también requiere del amor y la atención de sus padres para sentirse seguro y feliz.

Pscl. Daniela Vicuña
Ansuz Centro Psicoterapéutico
info@ansuz.ec
www.ansuz.ec
web Ansuz Centro Psicoterapéutico


más artículos familia
ABUELOS QUE CONSIENTEN A LOS NIÑOS EN EXCESO...IR
COMO DESARROLLAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN NUESTROS HIJOS?...IR
COMO DESCUBRIR LOS TALENTOS DE MI HIJO?...IR
LA IMPORTANCIA DE LOS LIMITES EN LA ORGANIZACION FAMILIAR... IR
LA SOBREPROTECCION Y SUS CONSECUENCIAS... IR
LOS HIJOS Y EL TIEMPO LIBRE... IR
CONSEJOS PARA MEJORAR LA RELACION PADRES HIJOS... IR
QUE SABE DE LAS AMISTADES DE SU HIJO? ... IR
QUE SABE USTED DE SU HIJO? ... IR
QUE SABE USTED DE SU PAREJA? ... IR